Antes de empezar a aprender cómo hacer naranja escarchada, es importante aclarar que existe una diferencia entre las frutas confitadas y las escarchadas.

Las frutas confitadas son aquellas que normalmente se sumergen en agua y cocinan en almíbar para así retirar su humedad interna y conservarlas. Sin embargo, estas frutas ya confitadas se puede escarchar posteriormente; es decir, se le da un recubrimiento de azúcar que le da un aspecto de “escarchado”. Es por ello que la diferencia reside en ese recubrimiento de azúcar.

En esta ocasión, desde Naranjas Pilarín te contamos cómo hacer naranja escarchada de una manera fácil.

Cómo hacer naranja escarchada

Las recetas tradicionales para hacer frutas confitadas y, posteriormente, escarcharlas pueden llevarnos varias horas.

Muchas personas suelen confundir ambos términos a la hora de buscar cómo hacer naranja escarchada. Pero cuando logres hacerlas, entenderás la diferencia entre confitadas y escarchadas.

Veamos qué ingredientes necesitamos para preparar naranja escarchada al microondas.

¿Qué necesitamos para hacer naranja escarchada?

  • 400 gramos de azúcar.
  • 200 gramos de zumo de naranja.
  • 2 naranjas de mesa (cualquier variedad de naranja de este tipo), ya que tienen más carne. Preferiblemente que entre ambas puedan llegar al medio kilo.

Pasos para hacer naranja escarchada

  1. Lava las naranjas. Posteriormente, colócalas en un bol cubiertas con con agua.
  2. Ahora agrega sal al agua y mézclala muy bien.  Programa tu microondas a potencia máxima e introduce el recipiente con las naranjas. Tienes dos opciones: introducir el recipiente sin tapa haciendo de este proceso más lento; o dejar una tapa mal puesta (que pueda ventilar un poco) y así obtener los resultados que queremos en menos tiempo.
  3. Desde que el agua empiece a hervir, debes dejar 5 minutos más a potencia máxima el microondas. La tapa deberás dejarla tal y como estaba, pero asegúrate que el agua no se salga. Pasado el tiempo, saca el recipiente y deja enfriar las naranjas con agua fría.
  4. Cuando las naranjas ya estén frías, sécalas y córtalas por la mitad. Al tener las 4 mitades de naranja debes exprimirlas. Al hacerlo, no las exprimas como si hicieras un zumo, ya que deben conservar un poco de pulpa en la piel.
  5. Ahora debes cortar nuevamente la mitad de cada trozo para tener 8 cuartos de naranja. Después, vuelve a cortarlas por última vez, para así conseguir 16 trozos de naranja.
  6. Tras realizar todos los cortes, busca de nuevo el bol e introduce el zumo que exprimiste junto a 400 gr de azúcar. Remueve bien el azúcar con el zumo para así obtener una solución saturada.
  7. Introduce de nuevo el recipiente en el microondas programando 3 minutos a máxima potencia. En esta ocasión, debes detenerlo cada minuto y remover la solución con una cuchara de madera. Pasados los 3 minutos, el azúcar debe haberse disuelto por completo y el zumo se habrá cocido un poco. ¿El resultado? Un delicioso almíbar.
  8. En el recipiente con el almíbar introduce todos los trozos de naranja que cortaste con la corteza hacia abajo, sumergiéndolos bien. Ahora, vuelve a programar el microondas 5 minutos a máxima potencia. En esta ocasión, con el recipiente destapado para que el almíbar se evapore y concentre. Al finalizar el tiempo, vuelve a programarlo a 5 minutos a máxima potencia. En esta ocasión, debes tapar el recipiente para que los trozos se cocinen más rápido. Es posible que tengamos que dejarlo un par de minutos más hasta conseguir que las naranjas estén blandas.
  9. Deja enfriar los trozos de naranja en el almíbar. Cuando estén a temperatura ambiente, utiliza un tenedor para sacar cada trozo de naranja y ponlos a escurrir. Lo mejor es colocarlos con la piel hacia arriba para que sequen al mismo tiempo que escurren.
  10. Cuando ya estén completamente secos los trozos, todo estará listo para hacer naranja escarchada. Para hacerlo, solo debes echar un poco de azúcar en un plato y rebozar los trozos de naranja.

Consejos y recomendaciones finales

  • Los trozos de naranja escarchada pueden conservarse durante meses en un recipiente térmico. De manera que puedes guardarlos en la nevera y tomarlos cuando lo desees.
  • Seguramente sobrará un poco de almíbar. Al igual que el zumo, no lo tires, este almíbar lo podremos emplear más adelante para algún postre con naranja.
  • Las mejores naranjas para usar son las ecológicas. Es decir, aquellas que no han sido tratadas con pesticidas o algún otro producto químico. En este sentido, en Naranjas Pilarín te lo ponemos fácil. Ya que, como bien sabes, todas nuestras naranjas son 100% naturales. Además, desde que realices el pedido solo tardarás 24 horas en recibirlas.

Si no sabías cómo hacer naranja escarchada, ahora puedes ver que es realmente fácil y no hace falta ser un experto en la cocina. Sigue estos pasos y prepara un rica naranja escarchada.