Las frutas deshidratadas no sólo son un puñado de calorías y azúcar, como muchas personas creen. Y es que varios estudios han determinado que estos alimentos proporcionan grandes beneficios al organismo. Aunque sí es cierto que, su consumo en exceso, también tiene sus desventajas.

En este artículo de Naranaja Pilarín  te contamos las ventajas y desventajas de las naranjas deshidratadas. Conócelas y decide si quieres introducirlas o no en tu dieta.    

¿Qué es la naranja deshidratada?

La naranja deshidratada es una fruta que, tras un proceso de secado, se le ha extraído gran parte del contenido de agua. Para ello, el secado puede realizarse tanto de forma natural, como con el uso de herramientas.

Cuando una naranja se deshidrata, su tamaño se reduce considerablemente, dado que no tiene agua. Con esta nueva forma y la pérdida del agua, las naranjas tienen una mayor conservación en el tiempo.

Naranja deshidratada: por qué consumirla

Las naranjas son una fruta que contiene una gran cantidad de nutrientes. Y, pese a que éstas se deshidraten, un número elevado de nutrientes sigue entre su propiedades. De este modo, sus beneficios siguen siendo numerosos. Entre ellos:

Reducen el riesgo de cáncer

Numerosos estudios afirman que el consumo diario de fruta puede llegar a ser un elemento fundamental en la reducción del riesgo de aparición de determinados tipos de cáncer: como por ejemplo en cáncer de estómago, pulmón, colon, o esófago, entre otros.

La inflamación crónica y el estrés oxidativo también se pueden llegar a reducir de forma considerable motivado por el consumo de la naranja deshidratada. Los compuestos bioactivos que están presentes en este tipo de fruta como el ácido fenólico, la cumarina o la catequina, entre otros, actúan como protector contra el cáncer.

Prevención enfermedades cardíacas

Gracias a los componentes de esta fruta deshidratada, su consumición regular hace que prevenga de padecer enfermedades de corazón. Todo ello gracias a la actividad antioxidante y al aporte de vitaminas y minerales que protegen a este órgano.

La naranja deshidratada contiene grandes aportes de minerales, entre ellos el potasio. Al contener una concentración elevada de potasio, regula la tensión arterial reduciendo el riesgo de padecer problemas cardíacos.

Óptimas para el embarazo

Las personas embarazadas necesitan una mayor fuente de nutrientes para que la mujer y el niño se nutran suficientemente.

El consumo de la naranja deshidratada como complemento a otras frutas es una buena opción ya que, gracias a su aporte nutricional mantendrá a madre e hijo bien alimentado.

Naranjas deshidratadas: desventajas de su consumo

Como ya hemos visto, la naranja deshidratada aporta nutrientes saludables a tu dieta, pero si no se tiene un control en las porciones, puede llegar a tener efectos adversos en tu peso.

No olvides leer las etiquetas de información nutricional, evitando aquellas frutas deshidratadas con aporte excesivo de azúcar, para evitar minimizar el consumo abundante de calorías y azúcar.

Abusar del consumo de las naranjas deshidratadas podría traducirse en:

Problemas intestinales

Este cítrico deshidratado tiene un componente alto de fibra. Necesitas fibra en tu dieta para mejorar la salud intestinal, pero un alto consumo puede sentar mal al intestino; sobre todo si no sueles consumir nutrientes con un elevado contenido en fibra.

Este tipo de frutas podría llegar a causar cólicos abdominales o hinchazón, entre otros. Puedes evitar los efectos negativos manteniendo un consumo pequeño cada día y, si necesitas incrementar el consumo de fibra, debes aumentarlo lentamente durante varias semanas.

Aparición de caries

La naranja deshidratada contiene azúcar natural en forma de fructosa, que es el azúcar de frutas. Algunas de éstas pueden estar recubiertas de azúcar adicional para mantener los niveles de humedad al mínimo evitando que las porciones de fruta se pegue entre sí.

El azúcar es uno de los contribuyentes a que aparezcan las caries en los dientes. El consumo de esta fruta deshidratada puede ser perjudicial para los dientes debido a que sus componentes permanecen más tiempo en la placa dental. Debes cepillarte los dientes después de consumir este tipo de fruta y usar hilo dental para eliminar los restos de la superficie.

Como ves, las desventajas de las naranjas deshidratadas son mínimas, sobre todo si no abusamos de su consumo.

Ahora que ya sabes qué son las naranjas deshidratadas y qué hacer para aprovechar sus beneficios, es el momento de probarlas.

Si quieres conseguir las mejores naranjas deshidratadas, nada mejor como prepararlas tú mismo y asegurarte que no contienen azúcares añadidos.

Para preparar las naranjas deshidratadas o consumir cualquier tipo de naranja, no dudes en apostar por Naranjas Pilarín. Realiza tu pedido ahora y recíbelo en 24 horas, con la garantía de calidad y frescura.