¿Te gustan las mermeladas? La mermelada de naranja amarga es un alimento perfecto a la hora de tomar el desayuno.

La mermelada de naranja amarga es una receta deliciosa y saludable llena de propiedades y beneficios para el organismo. Y es que, más allá de los propios beneficios de la naranja, al contener piel de naranja, la fibra pectina estará presente en esta elaboración. Pero no solo eso, en la piel de este cítrico también se encuentran propiedades antioxidantes que ayudan a reducir el colesterol y al mejor funcionamiento de la circulación, favorece la digestión y ayuda a conciliar el sueño.

Al igual que una naranja dulce, este cítrico también aporta al organismo fibra y vitaminas, aunque el nivel de azúcar es un inferior a la naranja dulce. Sin duda, un alimento perfecto para empezar el día.

En este artículo de Naranjas Pilarín te contamos cómo puedes preparar tú mismo la mermelada de naranja amarga para disfrutar de ella en tus desayunos.

Mermelada de naranja: cómo prepararla

Para elaborar la receta de la mermelada de naranja amarga se deberá disponer de tiempo para la supervisión de todo el proceso. Asimismo, a la hora de elaborar la receta, tendrás que disponer de estas herramientas: un recipiente, una olla, un exprimidor, una gasa fina, un embudo para mermeladas, seis tarros de cristal y una mandolina.

Ingredientes:

  • 750 gramos de naranjas amargas.
  • 1800 ml de agua.
  • Un kilo y medio de azúcar.

Preparación:

Una vez tienes todo lo que hace falta para hacer mermelada de naranja amarga, sólo deberás seguir estos pasos usando las herramientas que te hemos indicado anteriormente:

  1. Lava las naranjas y sécalas sin olvidarte de frotar la superficie del cítrico. A continuación, corta por la mitad el fruto, quita las semillas y exprímelo usando el exprimidor. Guarda el zumo en un recipiente grande.
  2. Las semillas extraídas anteriormente guárdalas para más tarde añadirlas a la mermelada para que gane espesor.
  3. Corta la corteza de las naranjas y, una vez finalizada esta parte, guarda los trozos en el mismo recipiente que el zumo exprimido en el primer paso.
  4. Coloca las semillas extraídas sobre la gasa fina y envuélvelas hasta crear con el material una bolsa pequeña. Después, colócalas en el mismo recipiente que el zumo y las cortezas de la naranja. Deberás esperar 24 horas para que repose en un lugar fresco, o incluso en la nevera.
  5. Una vez han transcurrido las 24 horas, el zumo de naranja junto con las corteza de naranja y las semillas colócalo en una olla y, a continuación, debe calentarse a fuego medio y esperar una hora.
  6. Un vez ha acabado el tiempo de cocción, extrae la bolsa de las semillas y añade azúcar removiendo los ingredientes con una cuchara de madera hasta que la mezcla sea homogénea.
  7. Al acabar el tiempo del último paso, deberás comprobar que la mezcla de los ingredientes haya adquirido una consistencia en la que muestre que se ha espesado la mezcla. Si está espesa quiere decir que la cocción ha terminado. A continuación, deposita la mermelada sobre los tarros de cristal almacenando la receta elaborada.
  8. Si quieres guardar la mermelada de naranja amarga herméticamente deberás efectuar un último paso. Coloca los tarros de cristal en agua y ponla a hervir, espera 10 minutos hasta que la tapa se selle. Esto hará que la conservación de la mermelada sea mucho más duradera  en el tiempo. Hasta seis meses podrías conservarla en perfecto estado..

A esta receta también se le puede añadir azúcar. Es por ello que a la hora de hacer la receta hay que tener en cuenta la cantidad de azúcar que hay que echarle, dependiendo de tu gusto.

Más allá de la mermelada, la naranja amarga también es estupenda para elaborar recetas como galletas de naranja, canapés para disfrutar en un evento, brownies de naranja, e incluso para elaborar pato a la naranja o un cordero con naranja y jengibre. Por último, este cítrico también es esencial en algunos licores como el licor de naranja amarga. Por lo que el repertorio de recetas con ella puede ser numeroso.

En el caso de no gustarte las naranjas amargas, puedes probar a hacer mermelada de naranja con otras variedades de ésta que sean más dulces. El proceso será similar, así como sus beneficios.

Ahora que ya sabes cómo elaborar mermelada de naranja amarga, es el momento de poner tus dotes culinarios en marcha y disfrutar de la receta.

Si quieres naranjas de calidad para elaborar esta receta y que te salga riquísima, en Naranjas Pilarín puedes conseguirlas en 24 horas. Haz tu pedido y recibe las naranjas del campo a tu casa con la garantía de calidad y frescura.