Durante los meses de frío, entre las diferentes variedades de naranjas existentes, hay un tipo en concreto que crece y destaca del resto por su color y sabor: la naranja sanguina.

Las naranjas sanguinas, o naranja roja, es un tipo de naranja de origen valenciano, y que cada vez tiene más protagonismo y se consume por las diferentes propiedades que aporta.

En este post de Naranjas Pilarín descubrirás los diferentes usos que se le pueden dar a las naranjas sanguinas, así como los beneficios que es capaz de aportarle al organismo.

Cómo reconocer las naranjas sanguinas

Este tipo de naranja típica de la estación de invierno es fácil de reconocer. Entre las diferentes variedades de naranjas que existen, es la única que corresponde al grupo de naranjas sangre. Pese a ello, no es esto el elemento que las diferencia a simple vista, sino el color de su piel.

El color rojizo de la naranja sanguina se debe a las bajas temperaturas a las que se produce su cultivo. Es el clima el elemento diferencial de la fruta.

Más allá del color, otras de las características que te permitirán reconocer este cítrico son:

  • Tamaño mediano.
  • Piel fina.
  • Sabor agridulce pero intenso.
  • Suele carecer de semillas.

Qué te aporta la naranja sanguina

No es el color característico de la naranja roja lo que debe llamarnos la atención para su consumo, también sus propiedades. Más allá de ofrecernos cerca de 80 calorías por naranja, lo que has de tener en cuenta es:

Ricas en vitamina C

Además del sabor, el hecho de ser ricas en vitamina C es uno de los principales motivos por los que tienes que consumir naranjas rojas.

Al igual que sucede con el resto de cítricos, las naranjas sanguinas son ricas en esta vitamina.

Si lo traducimos a términos de salud y bienestar, la vitamina C es indispensable para numerosas funciones metabólicas porque ayuda a reparar tejidos y garantiza la salud de los dientes, entre otros.

Como la vitamina C no se puede crear por parte del cuerpo humano, es la ingesta de alimentos la que lo permite. Con tan solo dos naranjas sanguinas diarias serán suficientes para conseguir la cantidad de vitamina C recomendada.

Gran fuente de ácido fólico

Gracias al ácido fólico, o vitamina B9, que aportan este tipo de naranjas podrás combatir ciertos problemas de salud relacionados con enfermedades cardíacas y el cáncer.

En el caso de las mujeres embarazadas, dotar al organismo de este componente será de vital importancia para evitar defectos del bebé.

Con la ingesta de una sola naranja de sangre al día será suficiente para conseguir el ácido fólico necesario por el ser humano.

Contiene antocianinas

El color rojo de estas naranjas contiene compuestos naturales que se encargan de darle color, denominado antocianinas. El hecho de contener este compuesto, se cree que aporta propiedades antiinflamatorias, así como ser capaces de reducir el riesgo de la aparición de infecciones por bacterias, cáncer, colesterol o diabetes.

Las antocianinas de las naranjas sanguinas permiten al cuerpo tener la sensación de estar sanos.

Contiene calcio

Ya sabes que el calcio es un mineral ideal para los huesos y dientes, ya que les ayuda a estar más fuertes.

Las naranjas de sangre tienen entre sus propiedades pequeñas cantidades de calcio, por lo que ayuda al organismo a reforzar estos aspectos.

Proporciona vitamina A

La vitamina A se encarga de mantener el perfecto estado de diferentes tejidos del organismo, por lo que se considera una vitamina esencial para el cuerpo. Además, este mineral favorece el crecimiento y mantenimiento de una piel sana, así como el desarrollo correcto del tejido esquelético.

Introduciendo la naranja sanguina en tu dieta conseguirás estos beneficios, dado que se trata de una fuente de vitamina A.

La naranja roja: cómo puedes consumirla

A la hora de consumir las naranjas rojas, tanto el consumo en zumo como el de mesa son totalmente aptos. Sin embargo, es el consumo de la naranja sanguina entera cuando más beneficios se obtendrán para el organismo.

Las naranjas Sanguinelli son fáciles de pelar y, raramente, encontrarás semillas en su interior, por lo que este factor no es un problema.

El hecho de ser mejor el consumo de la naranja entera frente al zumo es porque:

  • Se mantiene unos mayores niveles de fibra dietética.
  • No se reducen las cualidades antioxidantes de las antocianinas que se encuentran en la naranja sanguina.

Si no quieres comerte la naranja sin más, puedes añadirla a otro tipo de platos como pueden ser las ensaladas. De este modo le darás un toque especial a tus platos.

Encontrar las mejores naranjas Sanguinelli para tu alimentación es fácil. Entra en la tienda virtual de Naranjas Pilarín y haz tu pedido de naranjas rojas. En 24 horas las tendrás en casa, asegurándote de obtener la mejor calidad y frescura. ¿A qué estás esperando?