¿Qué naranjas debo elegir? En ocasiones, esta pregunta puede parecer que carezca de importancia, pero en función de la variedad te aportarán diferentes beneficios.

Aunque se puede caer en el pensamiento de que todas las frutas de este cítrico son iguales, realmente no lo son. Y es que una variedad de naranjas es apta para zumo, otras para comer, otras son mejores para el constipado… Cada una es mejores para un determinado consumo.

Desde Naranjas Pilarín, te queremos ofrecer las mejores alternativas posibles para disfrutar de este cítrico. Para ello, en el post de hoy te hablamos de las mejores variedades de naranja para su consumo, lo que te ofrecen y cómo puedes diferenciarlas.

 

¿Qué tipos de naranjas existen?

Naranjas para zumo y naranjas de mesa. Estos no son los dos tipos de naranja que existen a nivel general. Es más, puede darse que una misma clase de naranja cumpla las dos funciones. Sería un error estar diferenciando las naranjas por esta categorización.

Existen dos tipos de naranjas: las dulces y las amargas. Y es que, en función de las características de cada una (sabor, árbol, color…), se podría hacer esta distinción.

  • Naranjas dulces. Este tipo de naranjas corresponde a aquellas naranjas que, como su propio nombre indica, tienen un sabor dulce. Son las que de normal comemos. Dentro de esta variedad de cítrico, podemos encontrar la naranjas de mesa, aquella de aspecto grande y carnoso; y las de zumo, más pequeñas pero con mucho jugo en su interior.
  • Naranjas amargas. Realmente se trata de un tipo y una clase de naranja en sí. Las naranjas amargas, también conocidas como naranjas agrias, no solo se utilizan para su consumo, sino que sus aplicaciones más habituales son en cosméticos y mermeladas.

Pese a que existen estos dos grandes grupos de naranjas, salvo en contadas excepciones, son las naranjas dulces las que solemos encontrar en tiendas, supermercados y casas para poder disfrutar de ellas a través de ingesta.

 

Naranjas dulces: ¿qué variedades de naranjas existen?

En función de la temporada, el árbol, o el lugar geográfico, entre otros, las naranjas dulces serán de un tipo u otro. Y es que dentro de esta variedad de la fruta, son tres las subcategorías que engloban a la naranja dulce: naranjas de denominación Navel, naranjas de denominación Blancas, y naranjas de denominación Sanguina.

 

Naranjas Navel

Este grupo de naranjas tienen como principal característica y factor diferenciador del resto de tipo de naranjas su ombligo. Y es que las naranjas Navel tienen su ombligo que sobresale de la fruta.

Más allá de su ombligo, las naranjas Navel son una naranja que madura de forma rápida y que, entre otros, presenta la siguientes características:

  • Naranja que es capaz de madurar con facilidad y precocidad.
  • Sabor muy dulce.
  • Naranja fácil de pelar.
  • Pulpa de color intenso.
  • Suele contener pequeñas pepitas en su interior.

No existe un solo tipo de naranja Navel, sino que son varias las frutas de esta familia. Las naranjas tipo Navel que puedes encontrar son:

 

Naranjas Blancas

Esta variedad de la fruta no contiene de tantas clases como las naranjas Navel, aunque suelen presentar más jugo en su interior.

Al contrario de lo que sucede con las naranjas de tipo Navel, las Blancas no tienen el ombligo que sobresalga del fruto. Lo que convierte en este detalle en el principal elemento diferenciador entre ambas.

Otras de las características que se puede apreciar en esta fruta son:

  • Suelen emplearse -sobre todo-, para zumo.
  • Su sabor carece de amargor y acidez.
  • Piel normalmente rugosa.
  • Suele carecer de semillas.
  • Naranja de producción lenta (respecto a la variedad de naranjas Navel).

Entre la variedad de naranjas tipo Blancas están:

 

Tipo de naranja Sanguina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Naranjas Sanguinas

Las naranjas Sanguinelli son el único tipo de naranja sanguínea que puedes encontrar. Este cítrico se diferencia -principalmente-, del resto por su color rojizo. Y es que tanto el interior como el exterior de la naranja cuenta con ese color característico que permite diferenciarlas del resto a simple vista.

El hecho de tratarse de una naranja de color rojo suele ser por el clima en el que crece. Éste suele ser tanto en otoño como en invierno, ante temperaturas bajas, lo que hace que adquieran ese particular color.

Las naranjas Sanguines son aptas tanto para el consumo de mesa como para zumo. Su sabor y cantidad de jugo permiten que la elección esté a gusto del consumidor.

 

Son diversas las variedades de naranjas que existen, pero si quieres conseguir la mejor calidad, Naranjas Pilarín te la da. Elige el tipo de naranja que más te guste y más se adapte al consumo que vas a darle y a la temporada. ¡Haz tu pedido ya y recíbelo en casa en 24 horas!